Nos pasamos todo el año soñando con nuestras vacaciones y cuando por fin llegan ¿verdaderamente sabemos sacar provecho de este merecido descanso?

No siempre es así, nos dejamos tantas cosas para hacer en vacaciones , nos llevamos todos los libros que no hemos podido  leer durante el año, queremos visitar todos los lujares que nos han recomendado, somos capaces de realizar viajes agotadores, de los que a la vuelta es necesario descansar, y todo esto nos lleva a tener una sensación de vacío, de volver con la impresión de que no hemos hecho nada de lo que habíamos previsto, y así, no es raro , comenzar de nuevo con cierto síndrome post vacacional, que tan de moda se ha puesto.

Yo nunca lo he sentido, me tomo las vacaciones como un periodo de descanso y desconexión , tan necesarios para el cuerpo como la mente, para mí el curso sigue finalizando en julio y comenzando en septiembre, y este periodo de inactividad me permite reflexionar, repasar todo lo hecho, lo que ha ido bien y todo lo que se puede mejorar.

Es un tiempo para la creatividad, para tener una visión más global de nuestras actividades, de nuestro negocio, y para que nada se me olvide, incluso a la playa voy con un cuaderno rojo, en el que apunto, tomo notas y en definitiva preparo, con calma, todo el largo año que tengo por delante.

No pasa nada si no consigo leer todos los libros que me había propuesto, o si se me han pegado una mañana las sábanas y no he salido a dar mi paseo en bicicleta, a mí me satisface tener tiempo para mí misma, para disfrutar con el dulce no hacer nada, este es el verdadero éxito del descanso, tener tiempo para nosotros, para nuestros amigos, saboreando cada instante.

Ha sido un año complicado a nivel político, salíamos de una elecciones autonómicas y municipales y ya nos preparábamos para unas generales, y por increíble que parezca, hemos terminado con unas segundas elecciones generales, el tiempo apremia, y al vuelta de vacaciones no sabemos si tendremos Gobierno, y si estarán los presupuestos para el año 2017.

El otoño se presenta duro, tenemos que seguir apostando por ser más productivos, competitivos, por posicionar mejor nuestros productos y servicios en el marcado.

En Arame hemos terminado estos días de subir a la página Web de la Asociación (www.arame.org) todas las actividades que hemos realizado durante el curso, y ahora que lo vuelvo a repasar me doy cuenta de que no hemos parado, nuestra trabajo ha sido incansable, y por este motivo, para poder llegar a Septiembre en plenas facultades, es por lo que desde ahora mismo, empiezo a ejercitar Il dolce far niente.

Les recomiendo que lo practiquen.

Nos vemos a la vuelta, más y mejor.

_

María Jesús Lorente

Presidenta ARAME