Junta Directiva de ARAME con Ramón Tejedor, Director General del Instituto Arahgonés de Fomento

Comenzamos este 2017 con un nuevo Desayuno Arame, y no lo podíamos haber iniciado de mejor manera que con el sugerente título de “El camino hacia la excelencia empresarial en Aragón“, enunciado propuesto por el propio ponente Ramón Tejedor, Director Gerente del Instituto Aragonés de Fomento.

Y ¿qué significa la excelencia empresarial ?, una definición, desde luego que algo corta, sería como dicen los ingleses Do well, Hacerlo bien, hacerlo todo bien a la primera, en todos los órdenes y ámbitos de nuestra organización y sin ningún tipo de complejos, no importa el tamaño de nuestra empresa, lo que de verdad importa es trabajar en estándares de calidad y eficiencia, así conseguiremos diferenciarnos de nuestra competencia, y destacar por encima del resto.

Podríamos decir que la excelencia es una forma de ser, de actuar, de marcar la diferencia y poner en valor nuestra empresa.

La excelencia empresarial no la podemos ver como una meta, sino como un camino, de ahí la importancia del título sugerido por Ramón Tejedor, un camino que como él mismo dijo en su exposición no termina nunca, porque el mundo es muy complejo, y yo añado que en ese largo camino lo importante es creer que es posible ser excelentes.

Debemos ser excelentes manera permanente, tiene formar parte de la cultura empresarial, implicándose en su consecución todos los componentes de la organización, y sólo desde la motivación y la formación podemos alcanzar este objetivo.

La excelencia empresarial está presente en los pequeños detalles, y nos traerá reputación y credibilidad, algo que es básico para fidelizar a nuestros clientes, que pasaran a ser fans de nuestras empresas, de nuestros productos o servicios.

Y como no podía ser de otra manera, la intervención de Ramón Tejedor no nos dejó indiferentes, con una exposición brillante nos trasladó todas las iniciativas que desde el Organismo que preside, el Instituto Aragonés de Fomento, se están llevando a cabo para fortalecer el sector productivo en Aragón: la apuesta por la excelencia empresarial, la responsabilidad social, el apoyo al talento, o el fomento del emprendimiento.

Subrayo la importancia de trabajar para seguir consolidando el tejido empresarial aragonés, destacando dos de sus fortalezas, la ubicación geoestratégica que tiene nuestra comunidad autónoma, y la alta cualificación y el talento de sus habitantes.

La necesidad de seguir apostando por la industria 4.0 y en la formación digital, como pilares fundamentales para ser más competitivos.

Trabajar el modelo de la triple hélice, o lo que es lo mismo, la cooperación entre Universidad, Empresas y Gobierno, para crear nuevos conocimientos y actividades de innovación, que además permitan fijar población en nuestras montañas.

En un momento de su intervención, Ramón Tejedor se refería a la Formación Avanzada y nos recordaba una frase mítica de H. Ford “Solo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan, no formarlos y que se queden”.

Algo parecido podíamos decir de la excelencia empresarial, Atrévete a no ser excelente y perderás a todos tus clientes. Tú decides si quieres ser excelente o no.

___

María Jesús Lorente Ozcáriz

Presidenta ARAME